Descripción

El Palacio Despuig y el Palacio Oriol, edificios vecinos situados en la Calle de la Rosa, son dos grandes representantes del gótico civil en la ciudad. Construidos en el siglo XV, es muy posible que estuvieran unidos en el pasado, tal y como lo están hoy en día.

Del Palau Despuig destaca su patio de planta rectangular. Contiene una gran escalera exterior de piedra que accede al primer piso, donde se abre una galería con arcos apuntados. Además, todavía se conservan vigas policromadas en algunos de los techos de la planta baja, donde hay pintados diferentes escudos de armas con motivos decorativos.

Este palacio fue la casa de la familia noble Despuig y es el escenario donde tiene lugar el quinto coloquio del libro “Los Col·loquis de la insigne ciutat de Tortosa”, escrita por el caballero renacentista Cristòfol Despuig en 1557. Durante el capítulo, los ciudadanos de Tortosa Fàbio y Lívio y el valenciano don Pedro hablan de un tema delicado: la guerra civil catalana ocurrida entre 1462 y 1472. Para evitar los chismorreos, el palacio se convierte en el espacio idóneo para hacer confidencias políticas. Con esta obra, Despuig nos ha legado un gran testigo de la ciudad, sociedad y pensamiento del siglo XVI.

El Palacio Oriol, por su parte, está catalogado como Bien Cultural de Interés Local. El nombre le viene de la última familia noble que lo habitó, los Oriol, aunque fue propiedad, en diferentes momentos, de las familias Marco y Bellet. El edificio se organiza alrededor de un patio central, que conserva el conjunto de arcos que abren la escalera en el patio. Sobre las columnas que sostienen los arcos hay esculpidos tres escudos en relieve: el de Tortosa, el de Cataluña y el de la Diputación. Hoy en día, junto con el palacio Despuig, es la sede del Conservatorio de Música de la Diputación de Tarragona en la ciudad.