Descripción

Este sector de fortificación tiene sus antecedentes en el trazado medieval del siglo XIV, motivado por el ensanchamiento urbano de la colina y la trayectoria del muro que enlaza con la construcción de los portales de Santa Clara (o de Tarragona) y de Sant Joan (o de Sant Francesc) hasta el río. El nombre proviene de los silos para guardar el trigo; posteriormente, en el siglo XVIII, se edificaron los cuarteles. Desde el año 1975, la colina es coronada por el hospital Verge de la Cinta.

El portal de Tarragona consta construido desde el año 1373. Este portal quedó integrado y adaptado dentro del nuevo circuito amurallado en la periferia de la ciudad, sin verse afectado por los derribos de murallas de finales del siglo XIX, en una zona no urbanizada hasta hace unas décadas. Sus muros enlazan con la espléndida muralla del Rastre que data de la baja Edad Media.

El actual trazado defensivo de la cima se inicia en el siglo XVI, periodo de modernización, ampliación y adaptación a los nuevos sistemas de defensa de su perímetro. Los tres baluartes (de la Victoria o del Carmen, de les Creus y del Sant Crist) presentan planta poligonal que tiende al pentágono con el interior lleno de tierra para instalar las piezas de artillería.