Los 10 imperdibles

1. La ciudad del Ebro y el laúd

Descubrir Tortosa es descubrir el río Ebro


La capital del territorio vive de cara a este mítico río que da nombre a la península Ibérica. El antiguo puente del ferrocarril y el puente del Estado son ideales para disfrutar contemplando las magníficas vistas del Ebro. Una de las mejores maneras para descubrir el encanto de este río milenario también es navegando en el laúd Lo Sirgador. Su embarcadero se encuentra al lado del Mercado Municipal. Esta emblemática embarcación recrea los antiguos laúdes y ofrece un servicio turístico de primer orden. Mantiene una ruta regular para disfrutar de la fachada fluvial e histórica de la ciudad y del bosque de ribera de la isla de la Xiquina. También ofrece rutas especiales con música en directo y catas de vinos.


2. La catedral


La Catedral es parada obligatoria en la visita a Tortosa y uno de sus monumentos más destacados. De interior gótico y fachada barroca, se calcula que su construcción duró 412 años. En el interior de la Catedral es muy recomendable visitar la exposición permanente, con una muestra de arte de nueve siglos e importantes códices y documentos históricos, así como la sillería del coro del siglo XVI. El obispado de Tortosa abastece no sólo a las cuatro comarcas de las Tierras del Ebro, sino que se adentra, por razones históricas, en las provincias de Tarragona, Castellón y Teruel.


3. El esplendor del Renacimiento


Tortosa es la ciudad del Renacimiento catalán. Fundados por Carlos V para la educación de los moriscos, los Reales Colegios son la joya de la ciudad y la pieza más importante y destacada del estilo renacentista en Cataluña. Este conjunto arquitectónico está formado por tres edificios: el Colegio de San Jaime y San Matías (actual sede del Archivo Comarcal del Baix Ebre), el Colegio de San Jorge y San Domingo (que alberga la Escuela Oficial de Idiomas) y la iglesia de San Domingo (hoy reconvertida en Centro de Interpretación del Renacimiento). El patio del Colegio de San Jaime y San Matías, considerado único en Cataluña, tiene representados los bustos de los reyes de la Corona de Aragón, desde Ramón Berenguer IV hasta Felipe IV. Imprescindible.


4. Actividades al aire libre


La ciudad está rodeada de naturaleza, lo que permite combinar la visita en Tortosa con múltiples actividades al aire libre. Tortosa se encuentra entre dos parques naturales, de manera que los paseos y excursiones por el macizo de Els Ports o las actividades acuáticas en el Delta del Ebro garantizan una jornada inolvidable para los amantes de la naturaleza. Bien cerca también puedes embarcarte en una piragua o un kayak y navegar río abajo o, incluso, dar un paseo a caballo.


5. El modernismo y la ciudad de los ensanches


Pasear por el centro de Tortosa permite descubrir la potente huella modernista en la ciudad y sus cuadriculadas calles propias del ensanche, construido a finales del siglo XIX y principios del siglo XX. El Museo de Tortosa, situado en el recinto del Antiguo Matadero, o el Mercado Municipal son dos buenos ejemplos, así como el parque de la ciudad. Por toda la zona del ensanche nos encontraremos con potentes muestras de modernismo: tales como las casas Grego, Brunet, Bau o Matheu.


6. Vía Verde


En nuestra visita a Tortosa es muy recomendable dedicar una jornada a la bicicleta para disfrutar de la paz que se respira en este lugar entrañable, libre de vehículos a motor y rodeado de naturaleza, que es la vía verde de la Val de Zafán. Esta espacio es un antiguo trazado de tren reconvertido en vía verde, que solo se puede recorrer en bicicleta, a pie o a caballo. Su trazado arranca en el puente del ferrocarril de Tortosa y atraviesa las poblaciones de Roquetes, Jesús, Aldover, Xerta y Benifallet, para llegar a la Terra Alta en dirección a Pinell de Brai, Prat de Comte, Bot, Horta de Sant Joan y Arnes. Se puede llegar hasta Alcañiz, en Aragón.


7. Las fortificaciones


Tortosa conserva una potente muralla y una red de fortificaciones, como son el fortín de Tenasses, las fortificaciones del Sitjar, los fortines de Orleans y los tramos de muralla del siglo XIV. También existen diversas torres que todavía se conservan. Por lo que respecta al castillo de la Zuda, Bien Cultural de Interés Nacional, es un impresionante testimonio arquitectónico de la ciudad andalusí. Hoy se ubica el Parador de Turismo de Tortosa.


8. La Guerra Civil


Tortosa fue frente de guerra durante la Guerra Civil Española (1936-1939). La ciudad fue duramente castigada por los bombardeos franquistas. La reconstrucción de los edificios y las calles afectadas fue larga y difícil. Hoy se puede visitar, entre otros, un refugio antiaéreo que recrea los momentos de pánico que tuvieron que vivir los tortosinos durante aquella tragedia. En la vecina comarca de la Terra Alta también descubriremos los espacios de la Batalla del Ebro, el más sangriento enfrentamiento de la Guerra Civil.


9. La Judería


Tortosa es uno de los pocos lugares donde durante la baja Edad Media convivieron y coexistieron las tres grandes culturas y religiones monoteístas: la cristiana, la musulmana y la judía. Hoy otra visita imprescindible es su judería formada por un entramado de tortuosas y estrechísimas calles de color blanco que recuerdan otras épocas, como si el tiempo no hubiera avanzado.


10. Cultiva el arte de vivir


Heredera de la tradición y de todas las civilizaciones que la han habitado, Tortosa aglutina una cultura de vida que despertará todos tus sentidos. En Tortosa podrás realizar una relajante estancia y disfrutar de su variada gastronomía. La visita al mercado de la ciudad es simplemente imprescindible para saborear los productos y la potente gastronomía del territorio, que abraza tanto el mar como la montaña por su proximidad a la generosa huerta y a la rica pesca.


No te puedes perder

Tortosa en un día

Leer más

La Vía Verde

Con salida desde Tortosa, recorre las Tierras del Ebro

Leer más

Una escapada en Tortosa

Descubre la ciudad y el territorio

Leer más

El Delta de l'Ebre

Leer más

El parque natural de Els Ports

Leer más

Vive la ciudad y el territorio

Experiencias

Actividades culturales, de aventura, en grupo, para toda la familia y, sobretodo, ¡para disfrutar!

Leer más

Al aire libre

Excursiones a pie, en 4x4 o en bici

Leer más

En el río

Navega en el laúd o explora en piragua o kayak

Leer más

Con niños

Una visita inolvidable

Leer más