Descripción

A pie, en bicicleta o a caballo. Éstos son los tres únicos medios por los cuales podemos desplazarnos por la Vía Verde, que nace en Tortosa y llega hasta Alcañiz. Cualquier persona de cualquier condición física o edad puede disfrutar de un tramo de este espacio privilegiado, convertido en una arteria de naturaleza y desconexión. La Val de Zafán es un antiguo trazado de tren reconvertido en vía verde. Se inicia en Tortosa y atraviessa las poblaciones de Roquetes, Jesús, Aldover, Xerta i Benifallet, desde donde continúa por la vecina comarca de la Terra Alta dirección a el Pinell de Brai, Prat de Comte, Bot, Horta de Sant Joan y Arnes. Incluso podemos seguir hasta Lledó, municipio limítrofe con Aragón, dónde el trazado nos llevará hasta Vall de Robres y finalmente la población de Alcañíz.



Puente del Ferrocarril  El característico recorrido se inicia en el puente sobre el río Ebro en Tortosa, que constituye la obra de fábrica más significativa de la línea de ferrocarril de Valencia en Tarragona. El puente fue inaugurado el 1868 y fue reconstruido después de la Guerra Civil. Actualmente, ha sido rehabilitado y puesto en uso como punto de partida de la Vía Verde de la Val de Zafán. Por supuesto, muchos tortosinos lo usan a diario también para cruzar la ciudad. Si emprendemos la marcha, ya sea a pie o en bicicleta, cruzaremos el barrio de Ferreries e iremos travesando a las afueras de la ciudad hasta comenzar a estar rodeados de natura.

 

Roquetes  La primera parada, si hacemos el itinerario en bicicleta, puede ser el municipio vecino de Tortosa, Roquetes. Allí hay la sede del Parque Natural de Els Ports y el Observatorio del Ebro, dos centros muy recomendables para visitar.

 

EMD de Jesús  Muy cerca está el pueblo de Tortosa,  Jesús. Podemos aprovechar para conocer esta entrañable población que cuenta con un patrimonio como la Iglesia de Sant Francisco (s. XVIII), la casa madre de Enric d'Ossó, la casa museo de Rosa M. Molas, la ermita de Sant Bernabé (s .XIV) o los Molins del Comte. A partir de aquí la Vía Verda es ya más verde que nunca, y disfrutaremos de todo el esplendor de la naturaleza, a orillas el río.

 

Antigua estación de Aldover  La antigua estación de tren ha sido reconvertida en servicio de restauración, un espacio ideal donde hacer una parada y descansar. También podemos adentrarnos en el pueblo para descubrir la Iglesia de la Natividad (de estilo neoclásico), los restos del antiguo calvario o el centro de interpretación del río Ebro.

 

Antigua estación de Xerta  En este municipio tan vinculado al río y la naturaleza  se puede visitar la Iglesia de l'Assumpció i Sant Miquel y algunos exteriores de las casas señoriales de Sentís, Rabanals, Pau y Ceremines, actualmente convertida en el hotel Villa Retiro (de cinco estrellas). Xerta también dispone de albergue. Continuando por la Vía Verde encontramos la Azud, obra medieval situada en el medio del Ebro, y el molino (s. XVI). Hay una área de recreo y un mirador. Se recomienda la vista a la antigua estación de tren de Xerta, actualmente convertida en Centro de interpretación del Agua.

 

Antigua estación de Benifallet  La antigua estación de Benifallet ha sido reconvertida en alojamiento y servicio de restauración, y un espacio privilegiado donde, durante el verano, se realizan conciertos al aire libre. El pueblo de Benifallet dista  6km de la estación y, si se quiere visitar, hay que cruzar la carretera C-12. Se recomienda la visita a las espectaculares Cuevas Maravillas, la iglesia parroquial (s.XVII), la ermita de la Mare de Déu de Dalt o del Calvario (s. XIII). Benifallet también es un pueblo que vive de cara al río y ofrece muchas salidas en barca.

 

Antigua estación de Pinell de Brai  Ya hemos llegado a la Terra Alta, dónde disfrutaremos de una zona 100% natural y de los divertidos túneles que atraviesa la vía. A 400 m de la estación de Pinell de Brai, en dirección a Arnes, hay un camino a la izquierda que pasa por delante de una Tejería donde todavía es visible una gran chimenea. Siguiendo este camino, llegamos a la carretera N-230b justo antes del puente que cruza el río Canaletes, a 300m de la estación de Pinell de Brai. A 6 km de la estación se encuentra el núcleo urbano de Pinell de Brai. Si hacemos una parada, es impensable no contemplar la obra de arte que es la Bodega Cooperativa de estilo modernista, también conocido cómo una de las dos Catedrales del Vino del territorio, junto con la de Gandesa.

 

Antigua estación de Prat de Comte   Por detrás de la estación de Prat de Compte hay un camino que nos lleva al área de interpretación de la Vall de la Jepa. Des de aquí, siguiendo el camino, cruzamos el río Canaletes y emprendemos un sendero estrecho que hay a la derecha. Este sendero nos llevará hasta el santuario de la Fontcalda, pasando por sus estrechos.

 

Antigua Estación de Bot   Bot disfruta de unos paisajes naturales incomparables, en el corazón de la Terra Alta. Podemos pararnos a descansar o, simplemente, a contemplar y respirar profundamente. En medio de la Vía Verde incluso encontraremos... ¡un antiguo vagón de tren convertido en bar! Desde delante la estación reseguiremos el camino que atraviesa el río Canaletes, que lleva a la ermita de San José, situada en la cima de una montaña de 293m. Aproximadamente a mitad del trayecto, pasado el río, hay un camino a mano derecha que lleva al área recreativa del Forat de la Donzella, dónde el agua brota de entre las rocas de un espacio acogedor, acondicionada con mesas, zonas aptas para hacer fuego y bancos.

 

Antigua estación de Horta de Sant Joan   Hemos llegado a uno de los municipios con más encanto de la Terra Alta, en el que Picasso pasó largas temporadas y donde, dicen, descubrió el cubismo. Desde delante de la estación de Horta sale un camino señalizado que nos lleva al convento de San Salvador, a pies de la Montaña de Santa Bárbara. El convento es de origen templario y está construido por un grupo de edificios que van desde los siglos XIII al XVII dispuestos alrededor de un claustro renacentista. La montaña de Santa Bárbara se alza con 735 metros de altitud y un pequeño camino nos permite llegar, a pie, hasta su cima.

 

Antigua estación de Arnes  Aquí finaliza la Vía Verde catalana, en el entrañable pueblo de Arnes, que tiene una plaza preciosa donde podemos pararnos a descansar. Desde detrás la estación de Arnes hay un camino que nos lleva a la TV-3303, en la base del puente sobre la Vía Verde, donde un cartel nos indica una zona de baño en el río Algars. Desde allí podemos contemplar el imponente puente de formigón que sirve para cruzar el río y que separa Cataluña y Aragón.