Descripción

El puente sobre el rio Ebro en Tortosa, constituye la obra de fábrica más significativa de la línea de ferrocarril de Valencia a Tarragona. Su construcción fue muy laboriosa y retrasó la inauguración final de la línea que, como era habitual, se puso en servicio por tramos. El puente, finalmente, se inauguró el 21 de junio de 1868 y fue reconstruido después de la Guerra Civil.

Actualmente se ha rehabilitado y se usa como punto de partida de la Via Verda de la Val de Zafán que une Tortosa con Alcañiz y la Puebla de Hijar. Se trata de un itinerario no motorizado para ciclistas, caminantes, patinadores, caballos, etc.