Descripción

Se encuentra entre las construcciones modernistas más exitosas en la barriada de Ferreries–Sant Vicent, en plena rambla de Catalunya.

La diseñó Pau Monguió i Segura el 1903 y la obró un año más tarde. Es una de las primeras construcciones que edificó en Tortosa. Las formas de regusto árabe y curvilíneas de la parte superior de las oberturas de la planta baja y en menor grado de las de la planta superior triunfan sobre el trazado recto del conjunto del edificio. El primer piso, donde hay insertados seis balcones dispuestos simétricamente, aparece delimitado por dos frisos con azulejos enmarcados por ladrillo rojo y, sobre todo el superior, recuerda mucho a las maneras mudéjares. Entre éste y la rotunda cornisa se muestran, emparejadas de dos en dos sobre los balcones laterales, diez oberturas con arcos rebajados que parecen sacadas de una típica galería catalana. El remate de los flancos con celosía recuerda sobremanera el Portal de les Monges o de Santa Caterina de Mirambell y es un elemento singular en la producción tortosina de Monguió. Por el contrario, la crestería de cerámica vidriada que remata la fachada cantonera donde tiene el acceso la vivienda es una avanzada de la decoración que más tarde lucirá el Matadero.