Descripción

Su nombre proviene del refuerzo avanzado al castillo principal de la Zuda, también conocido como castillo de San Juan, que funciona como una continuación del mismo. Lo forman diferentes recintos defensivos enlazados entre sí y construidos durante los siglos XVII y XVIII.

El primer recinto, al lado de la fortaleza, presenta los muros más antiguos en la parte sur, donde engloba el portal medieval de la Bassa y el espacio que ocupan los caminos de acceso entre el barrio de Remolins y el Rastre y el talud para peatones.

El segundo recinto o primera avanzada desde el glacis hasta sus dos baluartes al norte y al sur flanqueados por barbacanas. En el extremo norte observaremos la conexión de la muralla del siglo XIV con su paso de ronda que desciende hacia la Torre Grossa o del Célio.

El tercer recinto o segunda avanzada lo forman una plaza de armas central con barbacanas en sus flancos que dominan visualmente los barrancos del Rastre y del Célio.

Todos estos elementos defensivos (patio de armas, baluartes, fosos, hornabeques, etc.) nos hablan del papel estratégico que tuvo la ciudad y la definen como ciudad fortaleza.