Descripción

La catedral de Tortosa es una de las muestras notables del gótico catalán. Asentada al pie del promontorio del castillo, ocupa el espacio del fórum romano, la sede visigótica y la mezquita musulmana.

A pesar de su dilatado período constructivo, la catedral presenta una gran unidad estilística. Su construcción finalizará en el siglo XVIII con la finalización de la fachada barroca.

La iglesia consta de tres naves sin crucero, con capillas laterales entre contrafuertes y cubierta con vuelta de crucería. La ausencia de muros entre las capillas de la cabecera da pie a un hecho singular: una girola doble o deambulatorio. Entre los elementos a destacar figuran los púlpitos del primer tramo de la nave central; el retablo mayor de Santa María o de la Estrella, de madera dorada policromada y de forma políptica y, sobre todo, la capilla de la Cinta, ejemplo de barroco pleno, verdadero santurario mariano hecho con jaspe rosado de Tortosa y otros mármoles nobles.

La puerta de la Olivera, de estilo barroco, es una de las entradas al claustro. Este es de planta trapezoidal y presenta arcos apuntados con columnas de fuste cuadrilobulado. En su interior encontramos gran cantidad de lápidas y losas, capiteles historiados y restos renacentistas. A través de la entrada por la calle Palau se accede a la exposición permanente del fondo artístico que ocupa dependencias de la antigua canónica. La muestra reúne el arte de nueve siglos de la sede tortosina: epigrafía romana, visigótica y árabe, pinturas, códices, pergaminos, esculturas, orfebreria, tapices y la sillería del coro del siglo XVI.

 

Donativos

General: 4,50€.

Jubilados, Carnet Jove, familia numerosa o monoparental: 3,50€.

Niños (de 10 a 16 años): 3,50€.

Grupos (mínimo 20 personas): 3,00€.